domingo, 13 de julio de 2008

Acompañando al Pacifico

Canal de S. Catalina


El reto que estoy preparando en la actualidad es el paso del Canal de Santa Catalina (California EEUU), con el asesoramiento y dirección de la Catalina Channel Swimming Federation, asociación Californiana dedicada desde hace muchos años a preparar esta travesía. Dado el alto coste económico que conlleva el intento, la ayuda financiera que pueda conseguir será clave en la consecución de este reto. Para mis anteriores travesías he contado con el apoyo económico de las empresas UBAGO, EGMASA y OTEROS SPORT: la primera es una conservera, la segunda es la entidad donde desarrollo mi vida profesional como Ingeniero Técnico Forestal y la tercera es una empresa de venta de material deportivo en tiendas de deportes. Es de rigor señalar cuan agradecido estoy a estas empresas no solo por su ayuda financiera (que fue imprescindible para el planteamiento de los retos), sino también a su interés y preocupación personal, lo cual me ha servido de acicate para no perder la ilusión en ningún momento.

A día de hoy estoy asesorado y controlado por la Catalina Channel Swimming, Federation, la cual pone a mi disposición embarcación y personal con amplia experiencia en este tipo de travesías, lo que garantizara el adecuado desarrollo de tan especial reto. Por ende esta asociación certifica los pasos efectuados con éxito siempre que la amplia lista de exigencias fueran rigurosamente observadas por el nadador y su equipo, entre las que destacaría el control antidopaje, la imposibilidad de usar medios que ayuden y favorezcan al avance como por ejemplo aletas, trajes especiales, boyas, arrastres con embarcación,…etc.

La asociación dispone de una página web en la que se puede encontrar muchísima información desde los primeros pasos (realizado el 15 de enero de 1927 por George Young) hasta los modelos de embarcaciones y pilotos que tienen a disposición de los nadadores: http://www.swimcatalina.org/




Las dificultades más destacables de esta travesía son:


  • La temperatura de agua que ronda los 15 grados, comparables con la temperatura que nos podemos encontrar en pleno invierno en las costas andaluzas. Al no llevar ninguna protección frente al frío, salvo una fina capa de vaselina con lanolina que en realidad esta permitida únicamente para reducir las rozaduras que provoca el agua salada, el desgaste físico se multiplica debido al consumo energético que supone al cuerpo el intentar mantener la temperatura corporal.

  • Las corrientes que existen en el canal. El transvase de grandes masas de agua a través del estrechamiento natural que supone el Canal produce corrientes que tienen una gran fuerza, y que en algunos casos ni las embarcaciones de recreo pueden vencer.

  • La distancia total a nadar es de 21 millas náuticas, lo que se traduce a unos 39 km desde el punto más cercano entre una costa y la otra. Dadas las condiciones de las corrientes y vientos del oeste que se crean, la distancia a nadar aumenta, calculándose una media de 45-50 km. Esto se traduce en un desconocimiento de la distancia total a cubrir, creando una incertidumbre sobre del tiempo total de esfuerzo a realizar durante el cruce. No obstante, una media orientativa esta en torno a 14 horas.

  • Otros problemas, aparte de los que siempre te preguntan (los tiburones que en este caso no existe ningún caso de ataque documentado aunque si de barracudas) se encuentra en el intenso tráfico marítimo, lo que supone que muchas de las travesía se tengan que realizar durante la noche.

  • Por ultimo, cabria destacar la presencia en esta agua de grandes medusas.

    La preparación que estoy siguiendo este último año la realizo tanto en el mar, como en la piscina, así como ejercicios en seco de pesas, carrera y bicicleta. Para compaginar los entrenamientos con el trabajo realizo la primera sesión de entrenamiento a las 6:30H de la mañana antes de entrar a trabajar, a lo que añado durante la tarde a las 8:00H otra sesión en el agua acompañada de ejercicios en seco. Realizo entre 10 y 12 km al día de nado continuo.

    Los días previos al paso, los entrenamientos que realizo son sobre todo de aclimatación estando ya en el lugar de partida (Los Ángeles, California) y durarán alrededor de una semana. Por ultimo, el día anterior a la prueba realizare simplemente un rato de nado suave.

    La alimentación es una parte fundamental del entrenamiento y muy especialmente los días previos a la prueba y durante el mismo se torna imprescindible para terminar con éxito la prueba. Los días antes a la prueba la ingesta de alimentos tiene que ser con un alto valor en hidratos de carbono. Durante la prueba el objetivo es reponer en la medida de lo posible el gasto energético y aunque parezca un contrasentido evitar la deshidratación mediante el aporte de bebidas con sales minerales, hidratos de carbono, numerosas vitaminas y aminoácidos, barritas de fruta. La toma de alimentos la realizare cada hora, siempre y cuando no este dentro de una corriente en la cual no se puede parar de nadar para no deshacer el camino recorrido y nunca subiendo o tan siquiera en contacto con la embarcación de apoyo, lo que anularía la validez de la prueba.

    Los días posteriores a la travesía el cuerpo acusa severamente el abuso al que se le ha sometido. El dolor acompaña cualquier movimiento de los brazos debido a la inflamación de los hombros. La garganta se irrita de tal manera por la acción de la sal que se despelleja, por lo que apenas puedes hablar en los días siguientes. Aparecen rozaduras en numerosas partes del cuerpo como axilas, cuello, y parte interna de los muslos que también hay que cuidar. Todo ello conlleva que la semana posterior a la prueba se dedique a la recuperación física mediante cuidados específicos y la practica de nado suave para la recuperación muscular en general.

3 comentarios:

miguel ángel dijo...

Suerte, Chris.
Un abrazo,
Miguel Ángel Oeste

Francisco Javier Moreno dijo...

pollo, en cuanto regreses nos lo tienes que contar con pelos y señales.
Un fuerte abrazo amigo.
Chico

Anónimo dijo...

hola y enhorabuena¡¡¡¡